ARGENTINA: Estudios indican que los consumidores argentinos buscan ‘stockearse’ por posibles subas de precio

Esa rapidez de reflejos de los consumidores argentinos se vió desde el jueves en cadenas mayoristas y grandes supermercados, que tuvieron un movimiento mayor que el habitual, más cuando se transitan los últimos días del mes. Desde una de las grandes cadenas, confirmaron a Infobae el incremento en las ventas con respecto a otros fines de semana.

“Efectivamente tuvimos un incremento en volumen de venta de dos dígitos contra lo que estaba previsto para estos días. Obviamente no es venta incremental, es venta que se adelantó, que la hubiésemos tenido más adelante y que probablemente no la tengamos después. No es un crecimiento de ventas genuino, sino compras que se adelantaron”, explicaron.

En las cadenas mayoristas también el flujo de clientes aumentó en los últimos días. En la sucursal de la cadena Vital de Villa Ortúzar, por ejemplo, el sábado el estacionamiento de dos pisos estuvo completo casi todo el día y la cajeras comentaban que “explotó» de gente, algo no tan habitual.

En la sucursal de Almagro, en tanto, el sábado a las 8:30 ya había una fila de clientes esperando entrar apenas se abrieron las puertas. “Esto a las 11 va a estar imposible”, advertían los empleados.

os Mayoristas.

Mientras que el supermercado argentino Walmart comenzará por un congelamiento de precios a lo largo de esta semana, pero con la intención de que se extienda todo el tiempo que sea posible en el caso de que puedan negociar con cada uno de sus proveedores.

En la semana previa a las elecciones, muchas empresas de supermercados comenzaron a recibir nuevas listas de precios por parte de las compañías de consumo masivo, que aseguraron que aun no habían hecho los ajustes correspondientes a la devaluación posterior a las PASO. Las subas finalmente aceptadas por las cadenas rondaron entre el 8% y 12%.

Las ventas en supermercados acumulan 14 meses consecutivos en caída. Según el último informe del Indec, en agosto tuvieron una baja —en precios constantes— del 7,3% respecto al mismo mes de 2018.