Las 34 bebidas de ‘frutas’ más vendidas para niños en EE. UU. son consideradas poco saludables

La investigación muestra que los padres no quieren darles a sus hijos bebidas con edulcorantes artificiales. Sin embargo, el 74% de las bebidas de frutas endulzadas y aguas aromatizadas probadas contenían edulcorantes bajos en calorías. Tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales se encontraban en el 38% de las bebidas.

“Si nos fijamos en el empaque de los productos, es imposible saber qué hay dentro del producto solo desde el frente del paquete”, dijo Harris. “Debes darle la vuelta y mirar la lista de ingredientes para ver cuánto jugo contiene o para ver si tiene azúcar o edulcorantes bajos en calorías”.

A partir del 1 de enero de 2020 las principales marcas con 10 millones de dólares o más en ventas deben revelar azúcares agregados en la etiqueta nutricional en la parte posterior de todos los productos, de acuerdo con las nuevas pautas de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Los fabricantes más pequeños tienen un año adicional para cumplir.

Pero la nueva etiqueta no incluirá un edulcorante artificial bajo en calorías, dijo Harris. Esos permanecerán ocultos en la lista de ingredientes, lo que requerirá que los padres con ojos agudos los busquen.

Una preocupación, dijo, es que los padres pueden no reconocer los nombres químicos de los edulcorantes, como aspartame, acesulfamo-potasio, sucralosa, stevia, neotamo o sacarina.

Sin embargo, evitar bebidas endulzadas, especialmente aquellas que son extra dulces porque están endulzadas artificialmente, es de vital importancia para los niños menores de 5 años.

“Esa es la edad en que se desarrollan las preferencias de sabor de los niños”, dijo Harris. “Entonces, si se acostumbran a productos realmente dulces, y los edulcorantes artificiales pueden ser demasiado dulces, entonces cuando tratas de hacer que tu hijo tome agua o leche, simplemente no le sabe bien. Menos de 5 años es un tiempo realmente crítico”.

La stevia, hecha de la hoja de una planta, a menudo es considerada por los padres como “saludable”, pero Harris dijo que no hay evidencia de que “sea diferente de los otros edulcorantes, excepto que está hecha de una hoja en lugar de productos químicos”.

“Nadie sabe el impacto que puede tener”, dijo Harris. “Nadie ha podido hacer la investigación, especialmente con niños”.

Fuente: CNN en Español